Reseña del V Congreso Latinoamericano de Etnobiología y II Congreso Ecuatoriano de Etnobiología

Durante los días 17,18, 19 y 20 de octubre del presente año, la Sociedad Ecuatoriana de Etnobiología (SEEB), con el apoyo de la Sociedad Latinoamericana de Etnobiología (SOLAE) y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales FLACSO Ecuador organizaron el V Congreso Latinoamericano y II Congreso Ecuatoriano de Etnobiología, donde se congregó a diversos colectivos, estudiantes e investigadores provenientes de diversas instituciones y países del continente, cuyos trabajos han sido desarrollados en el marco de la Etnobiología y áreas afines.

Uno de los mayores logros de este Congreso fue, en principio, la creación de redes con universidades e investigadores del Ecuador y la reunión de los diversos trabajos y propuestas etnobiológicas que se han venido desarrollando en el país, tal como en La Universidad Agraria de Guayaquil, la Universidad Politécnica Salesiana sede Cuenca, la Universidad de Cuenca, así como la Universidad Técnica Particular de Loja y la Universidad Eloy Alfaro de Manabí. Por otro lado, se logró congregar diversos estilos de Etnobiología latinoamericana que se han consolidado en países como México, Brasil, Colombia, Bolivia, Perú, Argentina, entre otros, los cuales van desde enfoques ecológicos, pasando por perspectivas etnográficas más profundas, hasta propuestas de carácter evolucionista atinentes a  procesos como la domesticación.

Asimismo, las conferencias magistrales resultaron uno de los momentos más álgidos del Congreso, desde la conferencia de Teodoro Bustamante, Fabiola Parra y Esther Katz, hasta la de Fredy Delgado, Bibiana Vilá y Manari Ushigua, todas fueron de excelente calidad académica y humana, ya que fueron impartidas por insignes académicos y líderes indígenas en un auténtico diálogo de saberes. Al igual que en los simposios y en las mesas de diálogo, la presencia de diferentes comunidades indígenas del Ecuador y otros países latinoamericanos enriqueció sustancialmente el evento.

En lo que refiere al Ecuador, cabe destacar la participación de comunidades andinas como la Confederación del Pueblo Cayambe, especialmente la presencia de Graciela Alba gobernadora de la comunidad Pukará de Pesillo, así como también la Asociación Intiñan compuesta por mujeres llamingueras del Chimborazo. Finalmente, desde la región austral, se contó con la presencia de comunidades Saraguro y otras aledañas a la ciudad de Cuenca y Loja. Por otro lado, hubo también una intensa participación de diversas comunidades amazónicas, como los kichwas de la Provincia del Napo.

Sin duda, otro de los aspectos que sumaron significativamente al evento fueron la presencia de países latinoamericanos y la exhibición de trabajos en regiones poco exploradas hasta ahora, cuya presencia resultó una grata sorpresa. Ejemplo de ello son los investigadores de Panamá, Costa Rica y el Uruguay, y los trabajos sobre las Guyanas. Todo el evento resultó un gran éxito, lleno de aprendizajes y de nuevos proyectos para el futuro de la Etnobiología ecuatoriana.